93.299.85.42

Estufas de Pellets

Estufas de Pellets Aire - Grupo Biosan Estufas de Pellets Canalizable - Grupo Biosan Estufas de Pellets Hyro (De Agua) - Grupo Biosan

Línea Aire - Estufas de Pellets

Línea Aire Canalizable - Estufas de Pellets

Línea Hydro - Estufas de Pellets

Las calderas o estufas de pellets línea Aire, son estufas de calefacción por aire forzado. La estufa dispone de salidas frontales, laterales, interiores y superiores que garantizan una correcta distribución de la calefacción. También disponemos de modelos para la canalización hacia otras estancias de la vivienda o local. Las estufas de pellets canalizables están diseñadas principalmente para repartir el aire caliente que emite la estufa de pellets a distintas estancias a través de diferentes canalizaciones. Son idóneas para un mayor confort consiguiendo una sensación más agradable en su hogar.  La línea Hydro conocida como termoestufas de pellets són aquellas que producen agua caliente para alimentar radiadores y suelo radiante. Con la ayuda de Kits especiales puede producir agua para ACS. Este tipo de Termoestufas se adaptan perfectamente a la instalación existente. 

Estufa de Pellets ¿Qué es y cómo funciona?

El funcionamiento de las estufas de pellets, tanto si son de aire como si funcionan con agua, es similar. En Grupo Biosan queremos describirte el funcionamiento de este tipo de estufas paso a paso para poder solucionar cualquier duda que tengas. Entender el funcionamiento de nuestra estufa nos ayudará a utilizarla a la perfección y evitar problemas derivados de un mal uso.


Al encender el aparato, que debe contener ya los pellets en el compartimento destinado a este fin, una pequeña cantidad de este combustible se transporta hasta un depósito a través de un sistema llamado sinfín. Durante este proceso, se enciende la resistencia que viene incorporada en la base del cenicero donde se cargaron los pellets, quemando el primer combustible mientras se enciende la ventilación de la caldera, que añade aire en el cenicero para favorecer la quema del pellet.


La estufa o caldera sabe que está encendida cuando detecta calor en el cenicero debido al pellet que está quemando, y es cuando la ventilación empieza a sacar el calor hacia afuera.


Ahora que el aparato está en marcha, podemos regular la temperatura deseada a través de nuestro mando a distancia. La estufa irá comparando el valor introducido con la temperatura ambiente que detecta a través un sensor, y seguirá quemando combustible y ventilando a máxima velocidad hasta que se consiga la temperatura deseada.


La estufa calienta a través de tres vías: por su ventilación frontal (aire absorbido y pasado por el intercambiador), a través de la ventana de la cámara de combustión, y por medio del chasis. 

 

Para los más precavidos, debido a que el aire de ventilación que entra en la estufa  pasa por un intercambiador antes de expulsarse, puedes tocar una estufa de pellets sin quemarte. Sólo hay que tener especial cuidado con el cristal de la ventana, donde la temperatura se concentra y puede resultar peligroso.


Al apagar la estufa, el sinfín deja de cargar pellets en el cenicero y la temperatura baja progresivamente. Es muy importante no apagar la estufa desenchufándola directamente, porque podría dañar el mecanismo. Simplemente pulsa el botón de apagado en el mando a distancia o en la propia máquina y espera a que el proceso se detenga.


¿Qué mantenimiento tiene una caldera o estufa de pellets?

 

Además de proporcionarle a tu hogar un calor limpio, eficiente y sostenible (como las calderas de biomasa), y ahorrar dinero en la calefacción de tu hogar, una estufa o caldera de pellets también supone un ahorro importante de tiempo y gastos de mantenimiento. Y es que mantener una caldera de pellets es muy sencillo y muy fácil, porque sus piezas apenas se desgastan. Como mucho, tendrás que cambiar alguna goma de vez en cuando, aunque esto normalmente forma parte del soporte técnico del aparato. Se podría decir que la única tarea de mantenimiento que implica una estufa de pellets es la limpieza. Esta rutina de limpieza, además, es mínima, porque los pellets manchan muy poco y dejan un mínimo residuo de cenizas cuando se queman.


En Grupo Biosan recomendamos realizar una limpieza al final de cada temporada, es decir, una vez al año. En caso de que utilices tu caldera de forma intensiva, deberás limpiarla dos veces por temporada. Como ves, un esfuerzo mínimo que compensa sus grandes prestaciones.


Además de la limpieza por temporada, deberás vaciar las cenizas de tu estufa cada cierto tiempo. El pellet es un material que se quema casi en su totalidad, por lo que sería suficiente sacar las cenizas una o dos veces por semana. De hecho, 15 kgs de pellets dejan apenas unos cientos de gramos de cenizas, por lo que no tendrás que retirarlas todos los días. La sustracción de las cenizas la puedes realizar retirando el cajón contenedor o con aspiradores específicos. No te recomendamos usar tu aspirador habitual, ya que podría haber obstrucciones o afectar a su uso. En Grupo Biosan ponemos a tu disposición una amplia gama de aspiradores de cenizas para que elijas el que más se ajusta a ti. ( http://grupobiosan.com/aspiradores-de-cenizas.html ). Después de extraer las cenizas, puedes pasarle un cepillo para que la caldera quede impecable para su próximo uso.

 

Como pueden comprobar, el mantenimiento de una caldera de pellets es tan sencillo que apenas te robará tiempo y esfuerzo. Además, son calderas muy resistentes y sus piezas son muy duraderas y eficientes.

 

¿Como funciona una estufa de pellets Canalizable?

Las estufas de pellets están revolucionando el mercado por el ahorro que suponen y la comodidad de su instalación. Muchas familias ya se han decidido a calentar su casa con uno de estos aparatos. Existen estufas de pellets de muchos tipos y diseños, pero sin duda una de las más rentables es la estufa de pellets canalizada, que permiten pasar parte del calor a otras habitaciones y estancias de la vivienda a través de conductos de aire.

 

Las estufas de pellets canalizadas son calefactores ventilados. A través de conductos específicos, estos aparatos llevan el calor que generan a otras habitaciones. Esto ayuda a aprovechar al máximo su rendimiento y además permite que su chasis no se caliente en exceso, lo que las convierte en unas estufas seguras y eficientes.

 

En Grupo Biosan queremos explicarte cómo funcionan estas estufas canalizadas para que les saques el máximo partido.

 

La estufa dispone de una entrada de aire a través de la cual cogen aire a temperatura ambiente. La máquina tiene un ventilador que lleva este aire a un intercambiador que pasa alrededor de la cámara donde se están quemando los pellets, por lo que el chorro de aire se calienta. El aire ya calentado sale por una rejilla específica y toda la habitación se beneficia de esta nueva temperatura. Así de fácil.

 

Para llevar este aire caliente a otras habitaciones, la estufa emplea la misma tubería que la que usa para la salida de gases. Así, podrás calentar al mismo tiempo una habitación contigua a la que tienes la estufa. Obviamente, este tipo de estufas tienen algunas limitaciones, ya que no te permitirán calentar grandes superficies, debido a su tamaño y a su funcionamiento, y más si tenemos en cuenta que las tuberías por donde sale el aire tienen un diámetro de 8 cm. Con esto no queremos decir que no vayan a calentar una estancia, sino que necesitará un tiempo determinado para hacerlo.

 

Sin duda una estufa de pellets canalizada es una buena manera de mantener una temperatura agradable en dos habitaciones contiguas de tamaño medio. Un consejo: si vas a instalar una estufa canalizada en tu hogar, procura que las estancias que vas a calentar se encuentren a la menor distancia posible y que la estufa de pellets esté instalada de una forma estratégica para que el aire no tenga que recorrer grandes distancias, así aprovecharás al máximo el calor y la estufa de pellets canalizada se mimetizará completamente con la habitación donde la tengas instalada.

 

A pesar de sus limitaciones, una estufa de pellets canalizada puede ser una buena solución para calentar estancias de tamaño medio que se encuentren a poca distancia entre ellas, sin necesidad de realizar dos instalaciones o invertir en dos estufas.

 



¿Són seguras las estufas de pellets?

Seguro que alguna vez te has preguntado si una estufa de pellets es segura y qué deberías hacer en caso de que ocurra una emergencia. Las estufas de pellets utilizan la combustión para generar calor, por lo que debemos tener en cuenta los peligros que se derivan de utilizar un calefactor que trabaja con fuego.

 

De forma general, se podría comparar una estufa de pellets con las tradicionales calderas de leña, con la diferencia de que este tipo de estufas de biomasa funcionan de forma automática, por lo que son más seguras.

 

Las estufas de pellets tienen ventajas con respecto a las estufas de gas o gasoil que merece la pena tener en cuenta. El combustible (pellets) es mucho menos inflamable que el gas o el gasoil, ya que está hecho con madera prensada de la mejor calidad. Además, los pellets difícilmente explotan, a diferencia de estos otros combustibles.

 

Aún así, hay riesgos que conviene conocer para utilizar estas estufas de una forma correcta y evitar accidentes.

 

Si el ventilador de la estufa de pellets falla, el aparato puede calentarse en exceso porque no expulsa de manera correcta el calor. También puede ocurrir que por un fallo en el aparato, la estufa queme más pellets de lo recomendado y el ventilador no de abasto. En estos casos, la estufa se apaga ella sola, parando la ventilación para que no llegue oxígeno a la cámara de combustión y haciendo el fuego se apague. También echa más combustible a la cámara para apagar el fuego totalmente, y una vez ha dejado de arder, ventila la cámara de combustión para enfriar la estufa.

 

Aunque este es un proceso que nos resultará extraño, y que puede que se acompañe por una señal luminosa o acústica, no debemos temer en ningún momento, porque el pellet es un combustible muy seguro que no explota ni genera grandes problemas. Recuerda que una vez que la estufa se apague debes desenchufarla (nunca antes) y llamar al servicio técnico para que solucionen la avería lo antes posible.

 

Aunque las estufas de pellets no suponen un gran peligro, y en general son muy seguras, hay que avisar bien a todos los miembros de la familia (sobre todo a los niños) para que eviten tocar el cristal de la cámara de combustión, pues es el único punto de la estufa que se calienta mucho y puede darnos un susto.

 

Otra de las grandes ventajas de una estufa de pellets es que se evitan riesgos por inhalación de monóxido de carbono, ya que funcionan con un chorro de aire fresco, que está en continua circulación.


Queremos recordarte que las estufas de pellets deben cumplir con todas las normativas vigentes y seguir unas normas de fabricación y estar homologadas. Lo mejor es confiar en fabricantes que produzcan este tipo de estufas según la normativa europea y española, que nos garantiza un producto de muy buena calidad y el cumplimiento de todas las normativas de seguridad. El mercado de la biomasa todavía está en plena expansión y muchos usuarios optan por hacerse con una estufa de pellets fabricada en países como China, que son más baratas pero que pueden no cumplir con estas normas de seguridad que nos dan tranquilidad y nos aseguran un perfecto funcionamiento del aparato.

 

En Grupo Biosan somos fabricantes de estufas de pellets de confianza, que cumplen con todos los requisitos técnicos y las normas de seguridad vigentes, y que te garantizan un producto eficiente, seguro y económico además de un servicio postventa único. Atendiendo así a todas tus necesidades para mayor confort en tu hogar. 


¿Sigue teniendo dudas?

No se preocupe, Grupo Biosan pone a su disposición un equipo de profesionales para resolver y aclarar cualquier tipo de duda. Puede contactar con nosotros a través de los siguientes medios : 

 

- Llamando al 93.299.85.42 ( Horario de Lunes a Viernes de 10 h. a 19 h.)


- Clickando en la parte inferior derecha de la Web donde aparece un icono que dice "Necesitas Ayuda?"


- Enviándonos un correo electrónico a info@grupobiosan.com