Un grupo de investigadores de la Universidad de Huelva ha logrado la producción continua durante 5 semanas de biomasa de la microalga Chlorella sorokiniana, enriquecida con selenio. Esta sustancia tiene propiedades antioxidantes y terapéuticas y no resulta tóxica para humanos ni animales.

Los investigadores han escogido utilizar esta variedad de alga para la obtención de biomasa, porque tiene un crecimiento muy rápido y es muy resistente, así podrán conseguir gran cantidad de biomasa en poco tiempo. Este trabajo supone el paso previo a la producción masiva de biomasa. Investigadores de la Universidad de Huelva

“En otras investigaciones hemos obtenido cultivos de microalgas de forma discontinua, pero es la primera vez que se consigue biomasa de Chlorella sorokiniana enriquecida en selenometionina de manera continua”, señala Inés Garbayo, miembro del equipo de científicos de la Universidad de Huelva.

El equipo se plantea obtener cantidades mucho mayores en sus reactores del Centro Internacional de Estudios y Convenciones Ecológicos y Medioambientales (CIECEM) en Almonte (Huelva). Este centro tiene capacidad para producir entre los 5.000 y 10.00 litros.

El proyecto forma parte de un nuevo programa de tesis doctorales del Campus de Excelencia Internacional en Agroalimentación (ceiA3) para y ha dado lugar al artículo Continuous production of selenomethionine-enriched Chlorella sorokiniana biomass in a photobioreactor, publicado en el número 48 de la revista Process Biochemistry.