El campo de fútbol municipal de Campdevánol, en Girona, sustituye el gas natural por biomasa de origen forestal instalando una cabina energética (BioBox). “Gracias a la BioBox ahora se satisfacen el 100% las necesidades térmicas no sólo de agua caliente sanitaria, sino además de calefacción”, resaltan desde Nova Energía. No es el primer campo de fútbol que usa biomasa. En el sur de Sevilla son varios los campos que cuentan con estos sistemas y en toda España muchos polideportivos con canchas de fútbol también utilizan biomasa para su uso diario.

“Gracias a esta instalación, el recinto deportivo cuenta con el más moderno sistema de producción de energía térmica del mercado. Esto conllevará mayor confort para los usuarios y un considerable ahorro, al tiempo que pasarán a utilizar combustible autóctono que revertirá en la economía local”. Así valoraba Nova Energía la nueva instalación BioBox con caldera de biomasa que sustituye a la antigua de gas natural en el campo de futbol municipal de Campdevànol, en la provincia de Girona.

Según Nova Energía, “esta zona del prepirineo dispone de una extensa superficie forestal que en los últimos años ha sufrido una falta de gestión eficiente que garantizara su viabilidad”. “Gracias a esta nueva instalación municipal –añaden– se conseguirá aprovechar la biomasa forestal, disminuyendo el riesgo de incendios y favoreciendo el desarrollo económico y social del territorio”. El sistema instalado cuenta con una caldera de biomasa de 60 kW de potencia. “Una caldera fácil de usar (admite astillas y pélets), compacta, segura y con rendimientos superiores al 90%”.