Andrés Lorite, Portavoz del gobierno del PP y delegado de Infraestructuras y Cooperación Municipal de la Diputación de Córdoba ha entregado ayer la obra realizada en el Colegio Público Nuestra Señora de la Piedad y en la guardería infantil, ubicada dentro del mismo centro de la localidad de Iznájar. El proyecto consiste en la adaptación del sistema de calefacción ya existente que utiliza la biomasa como combustible.

Lorite ha explicado que el edificio "construido en 1976, disponía de calefacción mediante caldera de gasoil y radiadores", y que "debido a los consumos y el coste de dicho combustible, el Ayuntamiento decidió cambiar a otro tipo de combustible, acorde a las nuevas tecnologías, la biomasa. En concreto, el material que se aporta es el hueso de aceituna, un combustible limpio y que solo genera cenizas provocadas por la combustión, material que se puede reutilizar como abono".

Según destaca el portavoz "este tipo de biomasa se produce en toda la comarca, por lo que los costes de transporte son mínimos. Muchas cooperativas olivareras se dedican a la venta del combustible (biomasa), y en concreto, en la aldea de La Celada se encuentra una desde donde se ha hecho el primer suministro, por ser de buena calidad".

La instalación se compone de una caseta que alberga la caldera y el silo, en diferente emplazamiento que la antigua sala de calderas, que ahora se usa como almacén de la zona de cocina. Según Lorite "el 23 de diciembre de 2013 se firmó el acta de inicio, pero se suspendieron las obras para que el colegio no se quedase sin calefacción en los meses de más frío". Ell 31 de marzo de 2014, se acabó la suspensión temporal y se autorizó el reinicio de las obras". El plazo de ejecución de la obra ha sido de dos meses y se contrataron un total de 47 jornales de mano de obra. La adjudicación se hizo a la empresa Ingener del Sur con un presupuesto de 71.815 euros.