Varios edificios públicos de la ciudad de Cantalejo, en Segovia, cambiarán sus antiguas calderas por unas de biomasa. Este proyecto se ha puesto en marcha tras dar el visto bueno la Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente de Castilla y León (Sommacyl) S.A. 

En esta obra se instalará y se pondrá en marcha una red de calor con biomasa que abastecerá a diferentes edificios de la zona cercana a los centros educativos, la residencia de ancianos y los centros deportivos. La inversión es de 531.224,46 euros por la ejecución de la obra y su puesta en marcha; y 97.500 euros para el mantenimiento durante 15 años.

Además, se contempla la construcción de un pequeño edificio que albergaría la caldera y el almacén del producto forestal, y una red de canalizaciones para llevar el agua caliente a los distintos edificios correspondientes. La pequeña central térmica se ubicará cerca de la piscina cubierta. Desde ella partirán las canalizaciones que van a la piscina climatizada, la residencia de ancianos Virgen del Pinar, la residencia de los Hermanos de la Orden San Juan de Dios, el Instituto de Bachillerato Hoces del Duratón, el colegio de Primaria Los Arenales, el Centro Cultural José Rodao y Centro de Recepción de Visitantes, y el pabellón polideportivo.

Puede que en un futuro se dote de esta instalación para la casa-cuartel de la Guardia Civil, que se encuentra también en esa zona. En total podrían beneficiarse ocho o nueve edificios públicos, que cambiarían su modelo energético por otro más sostenible.

 

Fuente: El Adelantado de Segovia