La comarca de Els Ports, en Castellón, busca alternativas para evitar el éxodo rural. Los vecinos de la zona emigran muchas veces para buscar nuevas oportunidades laborales, por lo que la provincia está apostando por instalar biomasa para aumentar el empleo y evitar la despoblación.

El presidente la Mancomunitat dels Ports y alcalde de Forcall, Santiago Pérez, considera que la biomasa presenta grandes posibilidades en esta zona, que es la que dispone de más monte público y privado de la Comunitat.

Con previsión de poder explotar y comercializar biomasa, 22 vecinos dels Ports participan en los dos talleres de empleo que se imparten sobre esta materia, asociada a la gestión forestal. El inconveniente está en la falta de ayudas administrativas que permitan a estos municipios desarrollar un plan integral de comercialización de madera, ya sea convertida en leña o transformada en astillas y pellet.

La mayoría de biomasa que se produce en la comarca se exporta a Italia, dado el escaso mercado que existe en España. Pérez opina que si los pueblos quisiesen impulsar un plan integral de autosuficiencia energética podrían crear dos puestos de trabajo en cada municipio para ofrecer al os vecinos un sistema de calefacción un 66% más barato que el actual, a través de una red de calor con biomasa.