La Universidad Camilo José Cela, en colaboración con la compañía Dalkia Energía Servicios, inauguraron el pasado jueves el mayor proyecto privado de gestión de energía térmica y eléctrica por biomasa en nuestro país.

Se trata de una red de calderas que abastece a 28 edificios, entre ellos un colegio y diferentes instalaciones deportivas, que está instalada en al campus de Villafranca del Castillos, en Madrid.

La central llevaba en pruebas desde el mes de octubre, y desde su instalación ya se puede notar un ahorro de un 65% en emisiones de CO2 y una reducción del 25% en gasto energético, así como un enorme ahorro medioambiental, fruto de sustituir el gasóleo por biomasa.

Existe una caldera central de biomasa que reparte el calor a través de tuberías a un total de 30 edificios que componen el campus.

La inversión económica es de 1.300.000, que permitirá suministrar 1.500 toneladas de biomasa al año, con un contrato de 12 años.

El director general de Dalkia Energía Servicios ha declarado que ya hay otras universidades interesadas en el proyecto en Madrid, Córdoba y Granada.