El Ayuntamiento de Palacios de Sil, en León, pretende reducir en un 40% sus gastos de calefacción mediante la instalación de dos calderas de biomasa: una en el colegio Ribas del Sil y otro en el consultoria médico de Susañe del Sil. En total se instalarán 125 kilovatios de pontencia térmica.

Tras un acuerdo tomado por el primer edil municipal, Fernado Fernández y el consejero de Economía y Empleo de la Junta de Castilla y León, este órgano invertirá 90.000 euros en la instalación que producirá suficiente calor y agua caliente sanitaria para abastecer las necesidades de los dos edificios municipales, que hasta ahora se calentaban mediante calderas de gasóleo.

Las nuevas calderas quemarán pellets eliminando así el consumo total de gasoil, procediéndose a la retirada de las calderas y depósitos, de 40 y 15 años de antiguedad respectivamente.

Las obras de instalación de la caldera en el colegio ya han comenzado, mientras que en el consultorio médico se producirá en los próximos días.

Fuente: Diario de León