Aunque en un principio se dio de plazo hasta el 9 de abril, la Fundación Cesefor (Centro de Servicios y Promoción Forestal y de su Industria de Castilla y León) ha decidido ampliar el plazo de solicitud de registro de calderas de biomasa en el Proyecto Cllima hasta el 15 de julio. 

Con este proyecto el Fondo de Carbono para una Economía Sostenible (FES-CO2) adquiere las reducciones verificadas de las instalaciones inscritas en cada convocatoria. La Fundación Cesefor recuerda que la compra de un producto de este tipo ronda los 6,20 euros por tonelada de CO2, por lo que “si se inscribe a través de nuestro proyecto en esta convocatoria 2015 con un potencial de reducción de emisiones global de 500 tCO2/año podría recibir una financiación climática por valor de 3.250 euros/año durante cuatro años”.


Cesefor invita a cualquier usuario que tenga instalaciones de calderas de biomasa con inicio de funcionamiento entre febrero de 2014 y febrero de 2015 que todavía no las haya registrado a que participe “incluyendo tantas como quiera, lo antes posible, a través del Proyecto Clima.

 

Fuente: Energías Renovables