Otra diputación que se suma a la instalación de calderas de biomasa en sus edificios. Esta vez es la de Badajoz, que realizará la instalación en los municipios de Almendral, La Albuera y Táliga. Estas nuevas calderas, que queman hueso de aceituna, sustituirán a las de gasoil y supondrán un ahorro de 7.200 euros al año. Con este ahorro, se puede recuperar la inversión de 42.000 euros en poco más de una década. En el caso de Almendral se dará servicio al Colegio Público José María Carande, que contaba con una caldera de gasóleo , y la Casa de la Cultura, que tenía dos. El Colegio Público José Virel de La Albuera, también se ha instalado una caldera de biomasa. Hasta ahora el centro contaba con una de gasoil. Con esta sustitución,se calcula que se conseguirá un ahorro económico de entre un 60 y 70 por ciento y que se reducirán las emisiones de CO2 en unas 11 toneladas al año. En el caso de Táliga, la nueva caldera la disfrutará el Colegio Público Nuestra Señora de los Santos, consiguiendo un ahorro económico aproximado del 60 por ciento y reduciendo las emisiones de CO2 en unas 4 toneladas al año.