El grupo vasco Tecnalia y Kereon Partners han creado una empresa llamada Biosyncaucho que pretende desarrollar este material a partir de biomasa que obtendrán a través de azúcares no alimentarios, según ha informado la compañía en una declaración. Su actividad se basará en una tecnología desarrollada y protegida por cuatro familias de patentes desarrolladas por Tecnalia y que han sido transferidas a la nueva empresa para poder iniciar la actividad. Esta tecnología da respuesta a los problemas en la obtención de 1,3-Butadieno, un compuesto químico que se utiliza en la producción de caucho para la fabricación de neumáticos. Además, este material también sirve de base para la obtención de otros productos como llantas, impermeables, calzado o carcasas de aparatos electrónicos, entre otros.

En los últimos tiempos, este material escasea, así que esta empresa fabricará un compuesto alternativo a partir de biomasa, aportando así alternativas económicamente viables y más ecológicas a fabricantes de neumáticos o a la industria química. Se trata de la primera vez que se pone en marcha un proceso industrial de producción de 1,3-Butadieno a partir de biomasa.

 

Fuente: El Correo