La Clínica San Roque de San Bartolomé de Tirajana, en Gran Canaria, utilizará a partir de ahora una caldera de pellets para satisfacer sus necesidades de agua caliente sanitaria y calefacción. La caldera lleva en funcionamiento desde el 17 de septiembre y utiliza como único combustible el pellet, que almacenan en un silo con capacidad de hasta 14 toneladas. La instalación apoyará a una instalación existente de 2 calderas de propano con las que ya contaba la clínica. Caldera clínica Gran Canaria

Esta es la primera caldera de biomasa instalada en Gran Canaria. En 2012, era Tenerife quien inauguraba la primera caldera de la comunidad, consiguiendo que exista al menos una en cada comunidad autónoma española.