En Menorca, el creciente interés por la explotación de biomasa forestal para la industria del pelet -el material comprimido procedente de los restos de la madera-, ha hecho que se recupere el interés por el bosque como negocio y ha hecho aumentar las cifras de aprovechamiento de leña de la tala de árboles en las zonas en las que esta actividad ha sido autorizada.

Así, en los dos últimos años se han talado 82.201 árboles, cuyas astillas son utilizadas para la fabricación de este combustible, lo que supone un crecimiento exponencial y representa el 91,3 por ciento del total de pies extraídos entre 2013 y 2014.

Según datos de la Dirección General de Medio Ambiente, recogidos por el Observatori Socioambiental de Menorca (OBSAM), durante el año pasado se extrajeron 108.187 árboles y un volumen de 27.143 metros cúbicos de leña destinados a la fabricación de pelets para combustible,  un 94,39 por ciento del total de leña extraída de la masa forestal de la Isla en 2014.


Fuente: Menorca.info