El Concello de Gondomar, en Pontevedra, otorgó a la Mancomunidade de Montes do Val Miñor una licencia urbanística para construir una planta de biomasa en la parroquia de Vincios. De todas formas, el proyecto no se acaba de poner en marcha debidoa la falta de recursos económicos. Es por ello que sus promotores aprovechan el momento político actual para pedir a los partidos dela comarca que se comprometan conla iniciativa. Esta planta produciría abonos y compost con los restos vegetales, por eso quieren que diferentes grupos políticos incluyan su construcción en sus programas electorales.

La idea de construir esta planta surgió en 2007 con una inversión prevista de cerca de 300.000 euros. Una cantidad que ahora quedaría muy reducida, dado que la organización de sociedades mancomunadas ya una parte importante con la compra de maquinaria para el triturado y tratamiento de biomasa forestal residual, más de 200.000.

Fuente: Faro de Vigo