El Ayuntamiento de Cuenca ultimó el viernes las condiciones para el alquiler de sus terrenos y la venta de subproductos de madera a la empresa que construya la planta de biomasa. El alcalde, Juan Ávila, asegura que “hay al menos tres grupos empresariales interesados en el proyecto”. También advierten que “una vez aprobado el documento y debido al importe de la licitación, tiene que publicarse en el Diario Oficial de las Comunidades Europeas. A partir de ese momento habrá 52 días para presentar ofertas”. Ávila añade que “muchas ciudades pueden ofertar terrenos para construir una planta de biomasa, pero muy pocas pueden, además, garantizar la materia prima necesaria y a escasos metros de la planta”.

Las empresas que opten a la construcción de la planta de biomasa deben saber que han de cumplir con dos requisitos: Abonar el alquiler de 32.000 metros cuadrados de terrenos propiedad de la Fábrica Municipal de Maderas y anexos a ella por un importe de 24.000 euros al año y por otra la compra de 24.000 toneladas anuales de subproductos de madera (astillas, serrines, cortezas, madera delgada o torcida no apta para su transformación, árboles enfermos o rotos) por 531.000 euros al año. 

La biomasa, según dice el alcalde, “se trata de subproductos de la madera, es decir, de los residuos que genera la actividad que ya realiza la fábrica, no de madera procedente de nuevas talas”. La información del Ayuntamiento añade que la adjudicación se llevará a cabo por un total de 20 años. Por último ha señalado que un proyecto como éste podría generar alrededor de 80 empleos.