La empresa Ence inicia la tramitación para hacer la instalación de una planta trituradora de biomasa en la fábrica de Navia. El proyecto se lleva a cabo en el contexto del plan de mejoras ambientales que se está realizando en la planta, y la nueva instalación permitirá corregir los ruidos que produce el tratamiento de los residuos forestales con los que se genera la energía renovable, según cuentan los responsables de la empresa.

Uno de los cambios fundamientales es que la instalación será fija, con lo que se evitará el uso de vehículos a motor durante el proceso de gestión de la biomasa. Además se contribuirá a minimizar los impactos en el entorno de la fábrica producidos por esos vehículos, como el polvo que se levantaba al mover la materia prima.

También permitirá hacer avances en eficiencia, ayudando a consolidarse en el mercado de la celulosa. La empresa no descarta realizar otras mejoras en el futuro. Todavía no se sabe el impacto que tendrá el cierre de su fábrica de Huelva en la de Navia.