España es el país que ocupa el primer puesto en denuncias en el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI), organismo dependiente del Banco Mundial. Solo este año se cuentan un total de 3, por encima de Venezuela y Gambia, con dos.

Estas denuncias se identifican con los últimos recortes en la remuneración de las energías renovables, de unos 1.700 millones de euros. Distintos inversores internacionales ya han denunciado en este organismo con sede en Washington.

Thomas Becker, consejero delegado de EWEA considera que el recorte a las renovables está guiado por "la ideología". En su opinión, el ejecutivo "da el peor ejemplo posible a otros países" y provocará "la desindustrialización y la pérdida de liderazgo mundial del sector".

Por otro lado, el ministro de Industria, José Manuel Soria, asegura que los demandantes aspiraban a rentabilidades del 20% "durante toda la vida, y eso no ocurre en ningún país del mundo porque, si ocurriera, el resultado sería que el sistema energético, simplemente, quebraría".

El secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, dijo la semana pasada "no entender que se planteen arbitrajes antes de que se hayan aprobado las normas" y se preguntó por los intereses del despacho de abogados que está aglutinando estos pleitos. Cuatro de los arbitrajes ante el CIADI los gestiona el bufete Allen & Overy.

 

Fuente: El Periódico de Aragón