Aiguafreda, en Barcelona, inauguraró este domingo una estación térmica de biomasa. El presidente de la Diputación, Salvador Esteve, fue el encargado de inaugurar la planta térmica de biomasa, y ha asegurado que esta inversión supone un "triple progreso" porque "protege el entorno, permite ahorrar energía y dinero y genera empleo", ha asegurado Esteve, que la ha inaugurado junto al alcalde, Joan Vila, que también ha destacado la corporación provincial en un comunicado.   

La estación aprovisiona de agua caliente al Ayuntamiento, la sala polivalente, los tres edificios de la escuela Muntanya y los vestidores del pabellón municipal. La instalación ha tenido un coste de 350.000 euros y está diseñada para que en un futuro pueda proveer a otras instalaciones municipales y edificios de particulares.

Quemará unas 1,500 toneladas anuales de astillas, y se utilizarán las 4.000 toneladas de desechos forestales de los montes de la zona.

 

Fuente: Europa Press