El secretario general de la Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Energía del Gobierno de Extremadura, Ernesto de Miguel Gordillo, ha presentado al Parlamento extremeño las cifras de la propuesta para su programas de desarrollo rural (PDR) 2014-2020. Esta herramienta, cofinanciada con fondos europeos a través del segundo pilar de la Política Agrícola Común, sirve para impulsar actuaciones relacionadas con la biomasa. Extremadura destinará 1.187 millones de euros a diferentes medidas dentro de su PDR, entre las que destaca la biomasa, que de forma directa recibirá 15 millones de euros. No obstante, hay que esperar a que Bruselas dé el visto bueno a este PDR.

Según el secretario, el programa está dotado con 1.187 millones de euros, “cifra que supera la del PDR actual y garantiza una financiación suficiente para el campo extremeño durante este periodo”. Gordillo informó que, entre las nuevas medidas propuestas para este PDR y que no aparecían en el anterior, se destinarán más de 15 millones a actuaciones relacionadas con la biomasa. Sin embargo, hay otras partidas que también podrían afectar a la bioenergía. Se trata de los 8 millones que van a la modernización del olivar y los 3,2 millones para apoyo a la conservación y promoción de los servicios genéticos forestales. La partida económica más grande (40 millones de euros) irá a la creación de nuevos regadíos en Tierra de Barros y Monterrubio de la Serena.