Dos iniciativas extremeñas han sido escogidas entre los 49 Proyectos Clima para la reducción de gases de efecto invernadero.

El promotor del primero de ellos es Grupo IAN y trata sobre la generación de energía térmica a partir de biomasa. El segundo, puesto en marcha por UPA, trata sobre los secaderos de biomasa en el sector tabaquero extremeño.

Ambas iniciativas favorecerán la reducción de emisiones sustituyendo a otros sistemas de generación de calor como los combustibles fósiles.

Los proyectos se pondrán en marcha y se llevará un seguimiento de las reducciones de emisiones que se van logrando. Supondrá un beneficio económico y ambiental para los extremeños, según el gobierno de Extremadura.

Los Proyectos Clima han sido elegidos entre 190 solicitudes de la convocatoria de 2013. Su objetivo es reducir emisiones de sectores difusos, aquellos que no se encuentran integrados en el mercado de comercio de emisiones.

Ejemplos de esta emisiones de sectores difusos son el transporte, el sector residencial, los residuos o la agricultura, que suponen un 60% de las emisiones, y hay que hacer un esfuerzo para evitarlos antes de 2020.

La importancia de estas iniciativas es muy grande, dado que se deben reducir un 10% estas emisiones hasta 2020. Proyectos como este ayudarán a conseguirlo.