Villel puede ser el próximo municipio en contar con una fábrica de pellet, que creará entre 8 y 10 puestos de trabajo en una localidad con un 25% de paro.

El ayuntamiento está gestionando así con una empresa forestal la instalación de una fábrica de pellet, que se instalaría en una nave ya existente en el polígono industrial del municipio. Así, podrían ofrecer a la empresa un alquiler bajo y las ventajas de una infraestructura ya hecha.

La fábrica traería esperanza a la localidad, que cuenta con un alto porcentaje de desempleo, por eso en el pacto se incluye la creación de una decena de puestos de trabajo que ocuparán vecinos de Villel.
El municipio, muy cercano a Teruel, cuenta con un emplazamiento único para la comercialización del pellet, por lo que las ventajas para la empresa son claras.

La empresa se encuentra negociando con la Diputación de Aragón y entidades bancarias para financiar el coste de 2 millones de euros que tendrá la instalación, y está pendiente de una línea de ayudas de la administración autonómica.
Varias localidades de Teruel ya instalan fábricas de pellet gracias a los recursos de la comunidad.

Esta clase de instalaciones son un soplo de aire fresco para localidades como ésta, que ven en la biomasa un aliado para incentivar la economía local y aumentar la sostenibilidad de la región.