La biomasa supone una fuente de energía renovable con una inversión "relativamente baja" en capital y que proporciona un rendimiento alto en mano de obra. Este recurso también supone una de las grandes esperanzas para Galicia en la lucha contra los incendios que tanto la castigan a la comunidad porque un bosque que está bien gestionado es muy difícil que arda.

Estes son los argumentos lanzados por la Xunta para justificar su inversión en el desarrollo de la biomasa, como anunció el presidente Feijóo en el Debate sobre el Estado de la Autonomía. Esta estrategia incluye un plan especial de impulso y ventajas fiscales para los promotores que trabajen en este sector. 

Como recuerda el secretario xeral de la Asociación Sectorial Forestal Galega (Asefoga), Jacobo Feijóo Lamas, Galicia posee el 50% de los recursos forestales de España, de los que dependen la creación 14.000 nuevos puestos de trabajo vinculados al monte, la gestión territorial y la prevención de incendios forestales.