El hospital comarcal de Monforte es uno de los tres centros sanitarios públicos de la provincia que utilizarán biomasa forestal en lugar de gasóleo, dentro de un plan impulsado por las Consellerías de Sanidade e Industria.

La iniciativa fue presentada por los tituales de ambos departamentos durante una visita al centro en la que se supervisaron las obras de construcción del nuevo edificio que contendrá un silo y una caldera de biomasa. También se beneficiarán de este plan los hospitales de Calde, en Lugo y el de A Costa, en Burela, y supondrá un ahorro de 1.295.000 euros en la próxima década y una reducción de la emisión de CO2 de 1.560 toneladas. Esta iniciativa creará también catorce puestos de trabajo y limpiará más de 830 hectáreas de monte.

Con esta renovación del sistema de suministro energético se pretende rebajar el consumo de los edificios e instalaciones del Servicio Gallego de Salud, que supone el 50% del total de la Xunta. En la actualidad, el hospital de Monforte consume 292.000 litros de gasóleo al año. Con este nuevo sistema necesitará 876 toneladas anuales de biomasa para el funcionamiento de sus instalaciones.

Este nuevo sistema de suministro de energía fue instalado primero en los hospitales de Santiago y Ferrol, y en la actualidad se está extendiendo a cinco hospitales comarcales, entre los que se cuenta el de Monforte.