Huelva cuenta con un potencial de biomasa equivalente a 423 kilotoneladas de petróleo al año, lo que supone el 11 por ciento de todo el potencial andaluz y al consumo energético de más de 85.000 personas. Se diferencia de otras provincias andaluzas en que el potencial de biomasa no proviene fundamentalmente del olivar, sino de los resiiduos que proceden de la industria papelera y los residuos forestales.

El consumo de biomasa en 2013 para usos eléctricos y térmicos fue de 372.36 ktep, un 88% del potencial disponible, que se debe al elevado consumo en producción eléctrica con biomasa de la provincia cocentrada en las instalaciones de Ence. Son los datos aportados por el delegado territorial de Economía, Innovación, Cienciai y Empleo, Eduardo Muñoz.

El delegado ha recordado que la Agencia Andaluza de la Energía, adjunta a la Consejería de Economía, incentiva unos 600 proyectos en la provincia por valor de 3,7 millones de euros con los que ha promovido una inversión cercana a los 15 millones de euros, lo que demuestra “la apuesta de la Junta de Andalucía por las energías renovables”.

El delegado territorial ha subrayado “el impulso” del Gobierno andaluz desde hace más de una década a esta energía renovable, con ayudas a la inversión y con la participación de proyectos para la optimización de la logística y la maquinaria o con la investigación en cultivos energéticos, por lo que ha reclamado al Gobierno central que “abandone los recortes que ha impulsado con su reforma energética, ya que disuade a las empresas de invertir en la eficiencia y el ahorro energético, además de poner en peligro el empleo asociado a las renovables en la provincia”.