El gobierno indio pretende quintuplicar hasta 170 gigavatios la energía eólica, termosolar, y solar fotovoltaica de aquí a 2022 y reducir su dependencia del carbón, que actualmente es del 59%. Así, quiere paliar el déficit energético y reducir la contaminación, ya que se encuentra entre los países más contaminados del mundo.

“Hemos hablado del plan con el gobierno de Rajasthan y nuestro objetivo es crear un gran complejo termosolar cerca del lago de sal Sambhar en Jaipur”, dijo Farooq Abdullah, Ministro de energías nuevas y renovables.

Esta gran central termosolar será el mayor parque de energía solar termoeléctrica en el mundo. “Se hará en varias fases. La primera fase sería de 1.000 MW”, dijo Abdullah. Sería la primera central del parque de energía solar termoeléctrica.

India ya cuenta actualmente con una central termosolar de 50 MW y hay otros 350 MW en construcción. La única gran central de energía solar en India está en Gujarat y tiene una capacidad actual de 214 MW. Se espera que genere 500 MW en los próximos años.

El primer ministro indio, Narendra Modi, quiere que India se convierta en una referencia internacional de energías renovables y reducir drásticamente las emisiones de dióxido de carbono. Además, una tercera parte de sus 1.250 millones de habitantes vive sin electricidad.