La biomasa y el aprovechamiento del agua fueron los temas clave de la jornada organizada por la Fundación Asturiana de la Energía (FAEN) en Mieres. En este acto se conocieron las propuestas nacionales y se presentó la iniciativa "Lifhygenet", que se llevará a cabo en la localidad y se centra en el aprovechamiento de la energía del agua en redes de abastecimiento.

La jornada fue inaugurada por el director general de Minería y Energía, Isaac Pola, y el alcalde de Mieres, Aníbal Vázquez. Ambos destacaron las iniciativas que se enmarcan dentro del programa "Life+" como herramienta de desarrollo local y mejora medioambiental.

La primera mesa, moderada por el director de FAEN, Fermín Corte, estuvo dedicada a la gestión de residuos de biomasa. Así, se divulgaron tres proyectos, uno regional y el resto desarrollándose en Castilla y León, y Cataluña. Se presentó "Vineyards4heat", encabezado por el Ayuntamiento de Vilafranca del Penedés (Barcelona) para el aprovechamiento de los viñedos como biomasa. Jordi Cuyán, coordinador del proyecto, destacó que "la biomasa procedente de la agricultura o los matorrales está bastante atrasada tecnológicamente, sin embargo, con la biomasa obtenida de las vides de Europa se podría generar la energía de 2,2 centrales nucleares". La iniciativa tiene como objetivo impulsar el sector vinícola, porque al aprovechar las vides como biomasa "se reducen las emisiones de CO2, y cuando menor sea la huella de carbono, más apreciado será el vino". Otro proyecto de similares características, aunque se desarrolle con matorrales, es el que llevan a cabo en el Ayuntamiento de las Navas del Marqués (Ávila). Pedro Abati es el responsable de la iniciativa y destacó que los matorrales "no se aprovechaban para biomasa, pero su uso permite reducir los incendios forestales, además de la reducción de las emisiones de gas de efecto invernadero". El último proyecto en ser presentado fue la planta demostradora de cogeneración con placas de biomasa en Navia, que fue relatado por su alcalde, Ignacio García.