La Xunta de Galicia planea la implantación de 1.000 calderas de biomasa en la comunidad autónoma mediante una línea de ayudas de 9,3 millones de euros a la que podrán optar particulares, pymes, entidades sin ánimo de lucro, administraciones públicas locales y la administración autonómica.

El objetivo de esta línea de ayudas es lograr la mejora socioeconómica a medio plazo del medio rural gallego, incrementar el rendimiento del monte, disminuir el riesgo de incendios en los bosques y generar una industria biomásica en la comunidad autónoma, según dijo ayer en rueda de prensa el director general de Energía y  Minas, Ángel Bernardo Tahoces.

El Diario Oficial de Galicia (DOG) publica hoy la convocatoria, en colaboración con la Consellería de Medio Rural, y cofinanciada por el Fondo Europeo Agrícola de Desenvolvemento Rural (FEADER).

Desde hoy, hay un plazo de un mes para solicitar estas subvenciones y hasta el 31 de octubre de este año para justificar las inversiones. La iniciativa busca, a través de la biomasa como recursos "autóctono, limpio y renovable", minimizar las "deficiencias importantes" del sistema energético gallego.

Fuente: 20 minutos.