La instalación de calderas de biomasa en León está creciendo por los disparados precios de la calefacción en invierno. El Observatorio Nacional de Calderas tiene registrado un total de 1.546 instalaciones de biomasa en la provincia de León, con una potencia total de 83.300 kilovatios. Así, León es la provincia con un mayor número de instalaciones de este tipo de la comunidad, y la tercera en potencia instalada.

1.356 calderas son para uso doméstico, la mayor parte para viviendas unifamiliares, y el resto para bloques de casas. León es la segunda provincia de Castilla y León con un mayor número de comunidades de vecinos con calderas de biomasa, ubicadas mayormente en León, Ponferrada, Valdefresno y Puebla de Lillo. Todas juntas acumulan una potencia de 4.590 kilovatios y un total de 550 viviendas.

Las empresas de ocio y hostelería también se suman al calor ecológico. Es el caso del Parador de Villafranca del Bierzo, el Palacio de Canedo, y varias casas rurales y albergues de peregrinos ubicados en distintos puntos de la provincia. Existen también calderas instaladas en granjas y explotaciones agrarias como el secadero de maíz de Ugal-UPA ubicado en Cabreros del Río.

También diversos organismos públicos instalan en sus edificios calderas de biomasa. En total León tiene 101 calderas de uso público con una potencia de 8.500 kilovatios, repartidos en 42 centros utilizados por la administración, como centros culturales, de ocio y sanidad. Se cuentan también 19 instalaciones en colegios repartidos por toda la provincia, siete están en instalaciones deportivas, otras trece calderas están instaladas en residencias, diez de ellas de ancianos y el resto asistenciales como es el caso del centro social de Asprona-León en Santovenia de la Valdoncina y el de Fabero.