Navarra incrementó sus aprovechamientos forestales de madera en 2013 hasta un 15%, alcanzando ya los 458.903 metros cúbicos. Esto supone el triple del crecimiento obtenido en 2012. La biomasa generó además unos ingresos de 5,8 millones de euros, de los cuales 4,4 millones fueron para las entidades locales propietarias de los montes, según el Gobierno foral.
El 66% de la madera Navarra está certificada internacionalmente, garantizando que proviene de montes sostenibles, muy beneficioso para entrar en el mercado internacional.
La extracción de madera de forma controlada ayuda a conservar los bosques y genera riqueza económica. La superficie forestal de Navarra ha aumentado un 24 por ciento en los últimos 20 años, y el aumento de la demanda de este material ha hecho que la industria forestal se haya extendido.
Para atender esta demanda, se ha puesto en marcha una comisión de biomasa forestal, que cuenta con una unidad específica, el Servicio de Montes, dentro de la Dirección General de Medio Ambiente y Agua del Departamento de Desarrollo Rural, Medio Ambien y Administración Local. Podéis obtener más información aquí