El Centro Nacional de Despacho de Carga (CNDC) de Nicaragua informó que el 1 de enero de 2014 el  83% de la energía generada provino de fuentes limpias, la cifra más alta en la historia del país. La energía eólica representó 34.1% de la matriz energética; seguido por la geotérmica 21.8%;  biomasa 14.72; e hidroeléctrica 12.16%.

Durante el primer semestre de 2014 Nicaragua ha exportado energía generada con fuentes renovables a Costa Rica, Panamá y Honduras. Así, Nicaragua es uno de los países que más recursos renovable posee en Latinoamérica después de México. Posee el mayor potencial eólico de Centroamérica y recursos de energía geotérmica y solar. El país cuenta con la mitad del potencial eólico de México a pesar de ser mucho menor en tamaño. Se calcula que Nicaragua podría producir alrededor de 11 veces su producción eléctrica anual actual por medio de la energía cinética del viento.

De 2007 a 2013, las fuentes de energía renovable de Nicaragua pasaron de 25 a 52 por ciento; la energía geotérmica y eólica representaron más del 30 por ciento. “La gran historia de éxito de Nicaragua ha sido el incremento en la penetración del mercado de energía geotérmica”, especifica un informe de WWF. “Hace veinte años, no había generación de energía geotérmica en Nicaragua. Para el 2013, ya habían más de 150 MW de capacidad instalada, supliendo alrededor del 16 por ciento del total de electricidad consumida por el país”, detalla el reporte.