La Comunidad de Aragón vuelve a ser noticia. Albergará una nueva planta de biomasa que prevé producir alrededor de 15.000 toneladas al año. Esta planta se ha puesto en marcha en Mosqueruela, y contará con una inversión global de 700.000 euros, ocupando una superficie de 11.000 hectáreas.

Esta planta es la tercera de estas características en la Comunidad de Aragón, que ya cuenta con las plantas de Cinco Villas y Pirineo. La apertura de la planta de Mosqueruela creará 10 empleos directos.

Aunque continúan las obras para completar las instalaciones de la planta, la primera fase ya está en funcionamiento, porque ya está operativa la astilladora.

Se está trabajando para conseguir la certificación de los bosques y así poder aportar mucho más valor al producto final de la planta.

El consejero Arturo Aliaga, que visitó ayer la zona, destacó que el proyecto ha concitado inversión de personas que no son de Aragón y se mostró confiado en las posibilidades de este proyecto, que será "muy importante para toda la comarca", aseguró.