La planta de biomasa de Mérida se encuentra ya en la última etapa de su puesta en marcha y prevé funcionar al 100 por cien a final de este año. Está ubicada en la carretera de Sevilla, y ya ha alcanzaddo y mantenido su potencia de 20 MW diarios, lo que significa que las instalaciones ya han empezado a trabajar a pleno rendimiento tras los meses de prueba.

La planta de biomasa ha supuesto una inversión cercana a los 80 millones de euros y la creación de 30 puestos de trabajo en la propia instalación y 400 inducidos por actividades indirectas. Actualmente, la planta de energía ya opera de forma continuada las 24 horas del día a pleno rendimiento. Este hecho supone para el grupo Ence un incremento del 9% de su capacidad de energía eléctrica con biomasa pasando de 230 a 250 MW. Una vez terminados los ajustes, la producción anual prevista es de 160 millones de kilovatios hora al año, suficiente para atender las necesidades de de cerca de 70.000 personas.

Además de esta planta de biomasa, Ence cuenta con la mayor planta de biomasa en España, que se encuentra en Huelva, y tres centros productivos de celulosa repartidos por nuestra geografía.

Fuente: El Periódico de Extremadura