La planta de biomasa de Monzón, en Aragón podría llegar a genera 240 empleos con una inversión de 90 millones de euros, según afirma el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Modesto Lobón.

Así lo ha dicho en su comparecencia en la sesión plenaria de las Cortes a petición del Grupo Parlamentario de IU, y ha señalado que este proyecto  "puede tener una gran repercusión en la zona" por sus características de "desarrollo sostenible socialmente", ha agregado el consejero.

El consejero ha indicado que la nueva planta generará un "gran impacto social", que pondrá en valor la modernización de regadíos, fomentará los cultivos energéticos, se basa en las mejores técnicas europeas, con un consumo de agua "mínimo" y "va a favor de la lucha contra el cambio climático".

"Según el promotor no hay riesgo para la salud humana y la protección del ecosistema", ha dicho el consejero, quien ha ha añadido que el Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (INAGA) será el último en pronunciarse sobre la conveniencia de autorizar esta actividad.

El proyecto incorpora autorizadas por la Unión Europea. Así, el ruido no supera los límites permitidos, la parcela donde se levantará está ubicada en suelo no urbanizable y además no está sometida a ninguna figura de protección ambiental como LIC o ZEPA.



Fuente: El Economista