El Ayuntamiento de Cuenca firmó ayer un contrato con la empresa Aprovechamientos Energéticos del Campo S.L. para comenzar la construcción de una planta de pellets en las inmediaciones de la fábrica de maderas del término municipal.

El acuerdo se da por 14 años y otros 6 de prórroga, y contempla un alquiler por parte del Consistorio de 32.000 metros cuadrados de suelo para levantar la planta, a cambio de un total de 24.000 euros al año. También se compromete a suministrarle 14.000 toneladas anuales de subproductos de la madera que se obtienen del proceso de aserrado (astillas, cortezas y serrines) y madera de menor calidad (delgada, torcida o con puntas).

La planta tendrá unos ingresos de 583.000 euros al año, según dijo el presidente del consejo de administración de la fábrica municipal y alcalde de Cuenca, Juan Ávila. Está previsto que de trabajo a ocho personas y genere 60 puestos de trabajo indirectos. Se espera que la planta esté construida en un año, aunque el plazo máximo es de dieciocho, según Juan Manuel Juárez, responsable de la empresa adjudicataria.

Este proyecto tiene previsión de ampliarse con la instalación de calderas de alta eficiencia energética con tecnología novedosa para ofrecer «agua caliente con hasta un 30% de descuento» a los conquenses. Sin embargo, esto todavía nos se contempla en el contrato firmado hasta ahora. «Eso es una concesión administrativa que se tiene que licitar en su momento. Pero pronto. Muy pronto. Después de mayo», agregó.