La empresa Coterram Generación, con base en Benamariel, León, ha hecho una inversión de 6 millones de euros en la construcción de una central de producción de pellet. La fábrica empezó a funcionar el pasado mes de octubre y ya produce pellet a un ritmo de 15.000 toneladas al año.

En su día a día, 12 trabajadores trabajan a tres turnos para su óptimo funcionamiento. Ayer, 20 técnicos de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León visitaron las instalaciones para ver, según el Director de Sistemas de Gestión de la empresa, Pablo Barrientos, “cómo desde el tronco de madera que llega en un camión acaba convirtiéndose en pellet para las calderas. Hemos intentado explicarles cómo conseguimos que el pellet sea de la mejor calidad posible, gracias a la limpieza de la madera, que es fundamental, quitando las arenas, la tierra y descortezándola”.Según Barrientos, el material que se utiliza como materia prima es pino de los montes de León o de provincias cercanas como Zamora o Lugo.

Actualmente, la fábrica cuenta con una superficie de 8.000 metros cuadrados, y se prevé que produzcan 30.000 toneladas al año en pocos meses, justo el doble de lo que produce en la actualidad. La empresa instalará en mayo otra pelletizadora, con la que conseguirán llegar a ese objetivo, y que supondrá la creación de otros tres puestos de trabajo.