La Diputación de Barcelona destinará 100.000 euros para el aprovechamiento de biomasa a través de instalaciones en espacios naturales protegidos. El objetivo es reducir las emisiones de gases de efecto invernadero sustituyendo calderas de gasoil por calderas de biomasa y crear puestos de trabajo así como reducir la dependencia de otros productos energéticos.

 

Las ayudas se podrán solicitar para instalar calderas, estufas y chimeneas para calentar viviendas o inmuebles utilizando biomasa leñosa de origen vegetal. Pueden presentarse solicitudes hasta el 28 de febrero de 2014 y los proyectos que se subvencionen deben realizarse dentro del periodo del 1 de enero de 2014 al 30 de junio de 2015.

 

Estas subvenciones buscan financiar instalaciones para la generación de calor en los espacios naturales protegidos del Montseny, Montesquiu, Guilleries-Savassona, Montnegre-Corredor, Serra de Marina, Serralada Litoral, Sant Llorenç del Munt i l'Obac, Garraf, Olèrdola, Foix y Serra de Collserola.

 

La potencia máxima admitida por cada instalación será de 70 kW pero se admitirán casos particulares si están debidamente justificados. Las calderas requieren una eficiencia mínima del 75%.

 

Este tipo de subvenciones ayudan en la constitución de instalaciones que aprovechen la biomasa como fuente de obtención de energía, y sin duda contribuyen a su crecimiento. Cada vez más organismos públicos apuestan por esta forma de aprovechamiento forestal que sufre un crecimiento exponencial cada año.