La Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente de Castilla y León (SOMACYL) ha llevado a cabo la primera fase de mejoras en la Planta de Biosasa de la villa de Cuéllar, iniciadas el 1 de octubre del año pasado.

Según el concejal de patrimonio de la villa, Luis Senovilla, las obras permitirán registrar los parámetros para poder optimizar la planta y conocer su actual funcionamiento, así como aplicar medidas de eficiencia energética tras la instalación de variadores de frecuencia y sondas para optimizar el funcionamiento y estabilizar la demanda de energía y que se traslade a la factura de los usuarios.

Aún pendientes están los ajustos y calibración de las sondas que permitirán recoger el consumo de cada comunidad. Se han renovado los filtros para evitar impurezas y se han cambiado los intercambiadores. SOMACYL ha iniciado el proyecto para analizar si es posible la instalación de contadores individuales en la comunidades, lo que se engloba ya en la segunda fase como proyecto para el 2014.

El edil señaló que esta actuación requiere “que técnicamente se pueda hacer y que económicamente sea viable”. La instalación de esos contadores adecuaría todo el sistema a la normativa vigente que obliga a disponer de un sistema de reparto de los costes individual siempre que la instalación lo permita.