El proceso de selección para cubrir los puestos de trabajo necesarios en la nueva planta de biomasa de Mérida correrá a cargo de Shakingjobs. Hasta ahora, se han recibido más de 6.000 currículums para optar a 25 puestos. Así lo confirmaba Rafael Alcalde, CEO de Shakingjobs. Del total de currículums recibidos, el 99% han llegado a través de Facebook, Twitter y Linkedin.

“Nuestra experiencia es que una persona activa en las redes sociales es un buen trabajador”, asegura. Por eso, las redes sociales se han convertido en un instrumento apropiado para seleccionar, en mucho menos tiempo del que precisan los procesos convencionales, a los mejores trabajadores, a aquellos que mejor se adaptan al puesto vacante.

El primer filtro del proceso de selección pasa por una criba automática del sistema. Una vez que se ha pasado la primera parte, Shakingjobs se pone en contacto con los candidatos, primero de forma online y luego por teléfono para validar la información y resolver posibles dudas que puedan surgir. Finalmente, los candidatos tendrán que pasar una entrevista personal.

Aunque el proceso ya está muy avanzado, todavía no ha concluído. “Recibimos aún candidaturas para dos posiciones: jefe de mantenimiento y químico”, precisa Alcalde.