El Conseller de Agricultura, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente catalán, Josep María Pelegrí, ha presentado un nuevo proyecto de instalación de 17 calderas de biomasa en el Berguedá, que se pondrá en funcionamiento el próximo mes de octubre. Los centros de destino incluyen colegios, ayuntamientos y museos y la iniciativa creará 40 puestos de trabajo directos en toda la comarca.

Según el conseller "se han de valorar los beneficios socioeconómicos de la biomasa agrícola y forestal en el actual contexto de crisis económica y social", ya que este modelo "garantiza la persistencia de las masas forestales al hacerla compatible con el abastecimiento de bienes y servicios de los bosques y terrenos forestales de manera sostenible en el tiempo".

Pelegrí ha destacado el modelo de gestión de los bosques públicos de la Mancomunidad de Municipios Berguedanos para la Biomasa, que agrupa a siete municipios propietarios de bosques declarados de utilidad pública, para obtener la máxima eficiencia en gestión sostenible y ahorro económico.

También ha felicitado a los alcaldes de la zona por haber conseguido "un modelo circular que facilita la gestión sostenible del bosque, la prevención de incendios y el uso de energías renovables, a la vez que minimiza las emisiones de CO2 y genera puestos de trabajo en el ámbito local".

Fuente: La Vanguardia