El municipio barcelonés de Montseny dispone de una red de calefacción y agua caliente sanitaria a partir de biomasa forestal que incluye el Ayuntamiento, una sala polivalente, tres edificios de la escuela de montaña y los vestuarios del polideportivo municipal de Aiguafreda.

Se está pensando en ampliar la red a otras instalaciones municipales en un futuro y unila a otras de la zona, como la de la localidad de El Brull. El Pla Xarxa de Governs Locals, el programa europeo Elena (European Local Energy Assistance) y otro de instalación de calderas de biomasa en espacios naturales protegidos de Barcelona favorecen la implantación de estas redes.

La inauguración oficial de la red de biomasa en Montseny se produjo hace unos días con la presencia del presidente de la Diputació de Barcelona, Salvador Esteve, y el alcalde del municipio, Joan Vila. La Diputación participó en la redacción y financiación del proyecto, que incluye la instalación de una caldera de 500 kW y la construcción de una red que provee de calefacción y agua caliente sanitaria al Ayuntamiento, a la sala polivalente Can Planta, a tres edificios de la escuela de montaña y a los vestuarios del polideportivo municipal de Aiguafreda. El coste total ha sido de unos 350.000 euros, de los cuales 100.000 han sido aportados por el Pla Xarxa de Governs Locals.