El Ayuntamiento de Soria ha puesto en marcha un proyecto de Red de Calor Urbana con Biomasa como parte de su estrategia para optar al reconocimiento como Reserva de la Biosfera de la UNESCO.

Este proyecto supondrá que Soria reduzca sus emisiones de CO2 a la atmósfera en 7.850 toneladas anuales y, según ha explicado el alcalde, Carlos Martínez, generará empleo y mejorará las arcas del Consistorio. Su consumo previsto es de 28 millones de Kw/h anuales y 8.500 toneladas de astilla.

Así, la red abastecerá de calefacción y agua caliente a 2.500 viviendas y a 20 edificios públicos en el norte de Soria a través de una red de siete kilómetros de tuberías de doble dirección que harán que la ciudad sea "energéticamente autosuficiente", según el alcalde.

El alcalde ha explicado en el congreso Conecta Bioenergía -incluido en la feria Expobiomasa 2014 que se celebra en Valladolid-, las razones por las que Soria opta a esta distinción que la situaría como el primer entorno urbano de España y Europa y reconocería su patrimonio natural, cultural y patrimonial.