El Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) cofinancia al 50% un proyecto de subvenciones del Gobierno Balear para instalar calderas de biomasa. Está orientada a empresas, asociaciones empresariales y administraciones locales con potencias mínimas de 20 kW térmicos. También incluye maquinaria para el tratamiento de la biomasa y plantas de fabricación de pellets. 

La Conselleria de Economía y Competitividad ofrece una línea de ayudas públicas de 300.000 euros para potenciar la implantación en las Islas Baleares de la biomasa para usos térmicos,  a la que solo pueden optar empresas, asociaciones empresariales y administraciones locales. Así, podrán recibir una subvención de hasta el 35% del coste de la inversión, y en las administraciones locales el porcentaje sube al 50%.

Las solicitudes se pueden presentar hasta el 1 de noviembre para nuevas instalaciones que utilicen la biomasa como combustible y tengan una potencia mínima de 20 kW térmicos. Según el conseller de Economía y Competitividad, Joaquín García, "el objetivo es no sólo fomentar el uso de las energías renovables, sino también impulsar el ahorro y la racionalización del uso de la energía en cada uno los sectores económicos para minimizar el incremento de la demanda energética".

Otra comunidad autónoma, Extremadura, recuerda a través de su Dirección General de Industria y Energía que el plazo para solicitar las ayudas para la instalación de calderas y estufas  de biomasa para uso doméstico termina el próximo 20 de noviembre. En este caso los beneficiarios son personas físicas que instalen en su vivienda habitual equipos con una potencia igual o mayor de 5 kW y menor o igual a 30 kW y que usen como combustible biomasa en cualquiera de sus tipos y formas. La cuantía máxima de la subvención es del 35% del coste de instalación, con un límite de 3.000 euros.

 

Fuente: Energias-renovables.com