La iglesia de Santa Bárbara, en Palencia, se une a la energía sostenible con la instalación de una caldera de pellets en el templo. 

Iglesia de Santa Bárbara

El pasado jueves se realizaban las pruebas de funcionamiento de la nueva caldera, que después de su instalación  y de guardar el cargamento de pellets ya estaba lista para su funcionamiento. Después de una serie de ajustes en la instalación, a finales de esta semana los fieles ya disfrutaban de una calefacción eficiente y económica. 

La inversión inicial en adquisición e instalación de la caldera fue apoyada en parte por los fieles de esta iglesia. En palabras del párroco «El ritmo es bueno y seguimos confiando en la generosidad de tantas personas que reconocen la necesidad y les agradecemos el bien que pueden hacer para todo el pueblo de Guardo».

La apuesta por este tipo de energía supone la concienciación de la sociedad de las ventajas que supone utilizar lo que la naturaleza los da para obtener energía, que supone un ahorro energético y económico para quien se decide por instalar una caldera de biomasa.